Eduardo Gras


Este a�o, Corparaucan�a instaur� el Premio Empresarial de la regi�n, entregado por primera vez en Enela 2007. Los galardonados fueron: el matrimonio Cid Sep�lveda, por el emprendimiento que ha convertido al Hotel Aitu� en uno de los m�s prestigiosos de Temuco (experiencia que detall� hace unas semanas atr�s); y Eduardo Gras, destacado empresario de La Araucan�a, cuya constructora: Socovesa, ha trascendido las fronteras de la regi�n para expandirse con �xito en gran parte del pa�s, trayectoria a la cual me referir� hoy.

Con estudios primarios y secundarios en el Colegio La Salle de Temuco, un bachillerato en matem�ticas y estudios de econom�a en la Universidad de Chile, Eduardo Gras cre� en 1965 una peque�a empresa constructora llamada Socovesa, la que inici� sus operaciones edificando 16 casas.

Posteriormente, en 1972, y a la edad de 38 a�os, Gras ingres� a la Universidad T�cnica del Estado para cursar Ingenier�a en Construcci�n, t�tulo que obtuvo en 1977 con la distinci�n de mejor alumno de la carrera. Asimismo, en dos oportunidades fue elegido Regidor de Temuco, cargo que desempe�� desde 1966 a 1973.

En 1979, Socovesa se expandi� a Valdivia y luego a Santiago, donde se radic� en el a�o 1985. Desde all� conform� un s�lido equipo de trabajo, con profesionales que han posicionado a la empresa entre las diez m�s importantes del pa�s.

Paralelamente, el empresario fund� la Corporaci�n Educacional y Cultural Emprender, que mantiene a cinco colegios con casi cuatro mil alumnos, algunos de ellos gratuitos. Para asegurar la mantenci�n de este proyecto y similares, en 2002 cre� la Fundaci�n Gras, y por su experiencia en el �rea, en el a�o 2003 es invitado a participar en un Comit� asesor del Ministro de Educaci�n.

Otro rubro en el que Gras incursiona con �xito en 1993, es el vitivin�cola con un proyecto en San Jos� de Peralillo que origin� los vinos Mont Gras.

Todo este camino, lo ha recorrido cumpliendo el rol de ser padre de siete hijos, en paralelo con su brillante trayectoria profesional, la que enorgullece a La Araucan�a, y es un ejemplo para quienes creen en el esfuerzo del trabajo y el desaf�o de emprender.

Visited 2 times, 1 visit(s) today