En la región debemos elegir nuestras propias autoridades


Despu�s de hablar con el ingeniero y escritor del libro �Regionalizaci�n, la revoluci�n olvidada� queda claro que la responsabilidad de hacer a las regiones protagonistas de su destino est� en manos de sus propios habitantes.

Parece obvio, pero Diego Benavente est� para develar nuestra incompetencia: �si hay que echarle la culpa a alguien, el centralismo puede tener gran parte de la culpa, pero nosotros dejamos hacer. Somos nosotros los que no nos rebelamos contra esta forma de hacer centralismo pol�tico, cultural, econ�mico�.

Benavente present� su libro en la sala de exposiciones de la Universidad del B�o B�o en pleno centro de Concepci�n.

El desafiante libro, que recoge declaraciones y compromisos del mundo pol�tico, cultural y en general de las regiones en torno al regionalismo, fue comentado por el director de la Corporaci�n para la Regionalizaci�n del Biob�o, Alberto Gyhra; por el rector de la Universidad del B�o B�o, H�ctor Gaete; y por el director del diario EL SUR, Ernesto Montalba.

�Tenemos que dar batallas con nuestra gente�, se�al� el autor y actual director ejecutivo de la Corporaci�n de Desarrollo Productivo de Temuco, CorpAraucan�a: �Hay conductas como la elecci�n de parlamentarios que nada tienen que ver con las regiones que se est�n repitiendo… al final vamos a tener un pa�s monocorde, de una cultura urbana, centralista y predominante�.

Insisti� en que las mismas regiones eligen a estas personas y �no como debiera ser que es elegir a los nuestros aunque sean paquete, pero de alguna forma vamos a tener que ir aprendiendo y partiendo… creyendo en nuestra gente�.

Record� que 48 de los 49 principales grupos econ�micos tienen su casa matriz en Santiago, �los intendentes son designados a dedo… �No m�s intendentes designados!Si no vamos a elegir a un patr�n, sino a alguien que pelee por nosotros… y qui�n lo va a hacer si los parlamentarios vienen de afuera, salvo honrosas excepciones�.

Por eso, las dos nuevas regiones creadas en el pa�s est�n lejos de ser una soluci�n para sus habitantes, porque tienen los mismos males que el resto, declar� Benavente.

Por la boca muere el pez

En �Regionalizaci�n, la revoluci�n olvidada�, el autor hace un recorrido por los �ltimos a�os de historia reflejada en la prensa y en la literatura del �rea.
Nadie se escapa de los zarpazos del centralismo: Jaime Ravinet: �La DC opera exactamente como en el feudalismo. Que los barones y condes protejan a sus vasallos, los que les deben obediencia y lealtad.�(El Mercurio, diciembre de 2000).
Eugenio Cantuarias: �En mi partido (UDI) hay un grupo muy peque�o de dirigentes que son los que toman las decisiones y despu�s las consagran en los organismos regulares. no son m�s de cinco personas.� (Revista Qu� Pasa, 23 abril de 1994).
Manuel Riesco (dirigente agr�cola): �Un gobernante debe gobernar para cuatro millones de chilenos que viven en regiones y no para cuatro empresarios que pueden plantar de pinos todo el sur de Chile si lo quieren.� (La Tercera, abril de 2002).

Eugenio Tironi: �El PPD no escapa a la crisis general de los partidos dominados por padrinos (…). Esta suerte de �pandillas� opera en funci�n de estrategias de poder, que el padrino alcance su objetivo, porque as� todos son salpicados.� (Qu� Pasa, 22 enero de 1994).

Libro

Diego Benavente comenz� a escribir en 1984 las primeras cosas sobre regionalizaci�n. Sin embargo, desde hace seis a�os se ha dedicado a recopilar desde la prensa y en la literatura pol�tica lo que se ha dicho y hecho, lo que se ha cumplido y lo que no en esta materia.

�Es un camino duro, a veces parece que en vez de avanzar en regionalizaci�n, se retrocede�, declara el mismo Benavente.

En resumen, se�ala que en lo pol�tico las regiones pierden cada vez m�s poder con parlamentarios que son lejanos.

En materia de contenidos, sus cap�tulos dan una referencia de lo que ofrece: -Una mirada hist�rica; Los zarpazos del centralismo y los desaciertos centralistas; Cultura y medios; Educaci�n, universidad y ciencia; Pol�tica nacional; Desarrollo econ�mico territorial; Centralismo, descentralizaci�n y regionalismo en Chile.

Sus presentadores destacaron la claridad y sencillez del relato, la generosidad del autor de compartir sus conocimientos con la comunidad y la motivaci�n a meditar y ser proactivos en esta �rea.

Fuente: Diario El Sur.

Visited 3 times, 1 visit(s) today