Inspirador taller de mujeres sobre diálogo se desarrolló en La Araucanía

Nansen mujeres2Los procesos de paz y prevención de la violencia son insostenibles sin la presencia y participación de las mujeres. Las mujeres mantienen la vida cotidiana en procesos de conflicto y guerra, y aportan conocimiento sobre necesidades en espacios de poder, históricamente ocupados por hombres. Por ese motivo, el Centro Nansen para la Paz y el Diálogo, junto a las universidades de La Araucanía, realizaron cuatro talleres exclusivamente para mujeres.

Participaron 70 mujeres provenientes de distintos sectores y ocupaciones de La Araucanía, desde el mundo mapuche, académico, municipios, sector privado, servicios públicos, organizaciones sociales, entre otros.

La rectora de la Universidad Santo Tomás, Rosemarie Junge, también participante del taller, señaló: “Es muy significativo escuchar y ver la diversidad de mujeres que están siendo parte de esta jornada. Esta es la primera vez en que nos reunimos solo mujeres y me parece que tiene un gran valor el poder entendernos entre nosotras y aprender a dialogar gracias a las herramientas entregadas por el Centro Nansen a través de sus facilitadoras. Cada una de las mujeres que está presente en esta actividad es parte importante y un aporte para nuestra región”.

Pilar Egaña, del Centro Nansen en Chile expresó: “La energía femenina y la confianza que se vivió en este encuentro de poderosas mujeres, probablemente sea una inspiración para otras personas y espacios. En estos encuentros se vivencia la cooperación, visión de posibles caminos y generación de redes inclusivas para abordar la transformación pacífica de los conflictos”.

Crear vínculos de confianza

Mónica Cornejo, terapeuta mapuche del centro Kiñewün: “Creo que la manera del Centro Nansen para abordar el diálogo tiene una perspectiva diferente. Desde mi oficio, desde la cosmovisión de mi pueblo, yo lo relaciono con un acto de abrir conciencia a la humanidad, ser mejores como seres humanos, y llegar a ser lo que algún día fuimos: Norche, que significa ser una persona correcta, espiritual, completa. Y tengo la esperanza de poder retomar ese camino. Siento que además este trabajo entre mujeres nos permite poner en valor la importancia de nuestro rol en la sociedad, porque siento que de alguna manera siempre estamos mediando para propiciar o alcanzar la paz en todas las esferas”.

Violeta Palavecino Cayunao, del Departamento de Igualdad de Género de la Municipalidad de Temuco: “Estoy contenta por este formato, somos mujeres líderes en distintos ámbitos y eso hace que el proceso de aprendizaje sea mucho más rico entre nosotras. Aprender con herramientas para un diálogo efectivo, generar cambios en la manera de escuchar en nuestro trabajo, escuchar ideas distintas y desde esas diferencias, construir cambios. Ese es el rol que tenemos que desempeñar quienes estamos en puestos de trabajo que conllevan un cierto liderazgo”.

Cristina Ciudad Bazaul, arquitecta de la oficina técnica regional del Consejo de Monumentos de La Araucanía: “Fue una experiencia bastante mágica, muy bonita. La postura de las mujeres frente a la realidad que estamos viviendo es que es una zona donde el diálogo es demasiado necesario y podemos hacerlo desde una mirada en armonía, una mirada bastante más amorosa aunque haya problemas. Necesitamos empezar a ver la solución del conflicto desde el cariño y respeto, es un gran desafío pero necesario. Un agradecimiento a todas las mujeres que compartimos en el taller porque es increíble la cantidad de potencia cuando se junta un grupo así”.

Silvana Pichunman González, de la Oficina de Fomento Productivo y Desarrollo de Empresa de la Municipalidad de Padre Las Casas: “Me gustó mucho, he podido conocer mujeres de muchos lugares y eso es muy lindo y un momento de encuentro. Me parece muy importante que las mujeres puedan tomar voz con herramientas, todo lo que sea aprender en metodologías probadas para todo tipo de diálogo en cualquier situación, siempre es un aporte”.

“Las mujeres de la región son el camino para salir de las situaciones de conflicto que afectan la vida de hombres y mujeres en La Araucanía. Se necesita escuchar, con tiempo, con respeto y mucha humildad”, dice Alfredo Zamudio, del Centro Nansen para la Paz y el Diálogo.

Próximos encuentros

Otros talleres mixtos se llevarán a cabo en los próximos días, además de la presentación de la traducción al mapudungun del Manual Nansen. Todas las actividades se realizan en una estrecha colaboración con las siete universidades de la Araucanía.

Visited 9 times, 1 visit(s) today