Las regiones por la elección directa de los CORE

18 de marzo de 2011. Se acerca el 31 de marzo, y se ajustan los preparativos para la realización del acto ciudadano convocado en todo el país, a realizarse a las 11:00 horas en las plazas de armas de las quince regiones.

En tanto, los organizadores buscan sensibilizar a la ciudadanía con la descentralización y la demanda país: Elección Directa de Consejeros Regionales ¡Ahora!, postulando que son las instituciones de la sociedad civil y la ciudadanía de las regiones, quienes deben levantar la voz para exigir que los representantes del Gobierno y el Parlamento, cumplan lo comprometido.

¿Por qué debe cambiarse el actual sistema indirecto de designación de CORES? Porque…

1. Sistema actual: obsoleto y poco transparente

– Es un sistema en el cual los electores no somos todos los ciudadanos de una región, sino que los concejales de las comunas.
– Cuando se aprobó este sistema de elección indirecta, se entendía como un sistema transitorio.
– La elección indirecta de los CORES no genera debate sobre los grandes desafíos de futuro de la región y diversas alternativas de proyectos y programas de desarrollo.
– No origina una periódica rendición de cuentas de los Consejeros electos a la ciudadanía de cada región.

2. Cumplimiento de Compromisos

– La elección democrática directa de los Consejeros Regionales por la ciudadanía, es un compromiso reiteradamente contraído antes y después de los anteriores tres procesos eleccionarios, por los programas presidenciales de todos los candidatos presidenciales y una amplia mayoría de los Senadores y Diputados electos en Regiones.
– Sin embargo, no ha existido la voluntad política efectiva para cumplir dichos compromisos, con la consiguiente y reiterada frustración, enojo y pérdida de credibilidad de parte de la ciudadanía de las regiones.
– Es un compromiso explícito y reiterado del Presidente Sebastián Piñera, así como de la mayoría de los actuales Senadores y Diputados, que por tanto debe cumplirse.

3. Mandato constitucional: Ya está aprobada la reforma constitucional que instituye la elección democrática directa de los CORES, lo que constituye un mandato para su cumplimiento y puesta en práctica, de parte de todos, sin nuevas demoras y excusas.

¿Qué falta?
Dentro del marco de la reforma constitucional ya aprobada, es indispensable y urgente que el Gobierno envíe a trámite legislativo el proyecto de la correspondiente reforma orgánico constitucional, la que debe definir la modalidad de elección de los CORES (lista cerrada o abierta) así como el número de Consejeros Regionales a ser elegidos en cada región.

¿Cuándo deben elegirse los CORES?
En Octubre del 2012, en forma simultánea a las elecciones municipales. De ese modo, Chile tendrá cada cuatro años dos ciclos electorales: uno nacional (presidencial, parlamentario) y otro territorial (municipal, regional).

¿Por qué es urgente enviar y aprobar la reforma ahora?
Una vez aprobada la Ley Orgánica pendiente, debe promulgarse y organizarse todo el proceso eleccionario por parte del Registro Electoral, seleccionarse e inscribirse los mejores candidatos, realizar las respectivas campañas y los debates sobre el desarrollo y futuro de cada región. Es por ello que esta Ley Orgánica debiera estar promulgada tramitada y promulgada a más tardar a fines del presente año 2011, como condición previa para que la ciudadanía de cada región pueda elegir de un modo directo a sus Consejeros Regionales, en Octubre del 2012.

¿Dónde están los obstáculos?
Los partidos políticos y muchos de sus dirigentes y parlamentarios, lamentablemente se preocupan más, calculadora en mano, del “cómo voy yo ahí” de estas elecciones, que de las aspiraciones y propuestas de futuro de los ciudadanos que supuestamente representan. Es por ello que, con realismo, cabe esperar un trámite político-legislativo complejo y posiblemente demoroso, con el riesgo de perder, una vez más, todo un cuatrienio de gobierno, sin que esta reforma política, tantas veces comprometida y demorada, se cumpla y ponga en práctica.

¿Quién debe provocar el cambio?
Nosotros, los ciudadanos, somos el soberano (a lo menos en teoría). Somos nosotros, las instituciones de la sociedad civil y la ciudadanía de las regiones, quienes debemos levantar nuestra voz, con fuerza, claridad y reiteración, para exigir, que de una vez por todas, nuestros representantes en el Gobierno y el Parlamento, cumplan lo comprometido.

Visited 3 times, 1 visit(s) today