Promueven Día Nacional de las Regiones


09 de diciembre de 2008. Una excelente acogida tuvo la propuesta de Francisco Alan�s y Diego Benavente, Presidente y Director Ejecutivo de Corparaucan�a respectivamente, para celebrar el D�A NACIONAL DE LAS REGIONES, planteada en el VI Encuentro de Estudios Regionales organizado por Sinergia Regional.

Ambos directivos de Corparaucan�a participaron en los paneles y grupos tem�ticos de la actividad, donde compartieron con los asistentes y expositores esta iniciativa, la cual busca relevar la descentralizaci�n y el crecimiento de Chile con igualdad de condiciones en todo su territorio.

Felipe Lamarca y Esteban Valenzuela acogieron la propuesta de los directivos, e hicieron una especial convocatoria a las regiones y los j�venes para festejar este d�a.

El �ltimo martes de marzo de 2009 �el 31 de marzo- es la fecha elegida para generar una mentalidad y sano orgullo regional, que permita reconstruir y enriquecer la historia nacional, y tener una visi�n compartida de pa�s.

Otro de los conceptos a divulgar en el marco de esta celebraci�n, es tener a confianza en que los habitantes de cada territorio pueden hacer grande a Chile con su dinamismo regional y local.

Chile somos uno en nuestra diversidad. Todas las regiones unidas celebrando ese d�a podr�n sacar a la pizarra a todos aquellos que no han cumplido con la descentralizaci�n.

La estabilidad institucional no est� sujeta a la voluntad de unas pocas personas que viven en Santiago, que tienen sus intereses en nuestra capital y deciden por todos los chilenos.

Los regionalistas, lo han solicitado en las dos Cumbres de las Regiones organizadas por CONAREDE el 98 y 2007 en Valpara�so; el I� Congreso de la Descentralizaci�n organizado por el Gobierno en Concepci�n el 2001 y ahora en Temuco en el Encuentro de Sinergia Regional.

El �nico camino que queda es que sean las regiones y su gente las que se movilicen para hacer ver al centralismo el parecer de las regiones.

Es hora de dejar las denuncias, discursos, diagn�sticos y propuestas a un lado, de lo que ya hay suficiente, e iniciar la convocatoria y concertaci�n de las voluntades necesarias para provocar al pa�s desde el norte m�gico hasta el sur profundo.

Visited 4 times, 1 visit(s) today