Wolf von Appen: “Es erróneo pensar que las sequías son causadas por los eucaliptus”

11 de julio de 2012. Una de las características de Enela es la interacción del público con los relatores, a través de las preguntas que responden éstos tras sus presentaciones. Este 2012 no fue la excepción y muchos atendieron en el mismo panel las interrogantes. Sin embargo, por lo limitado del tiempo, los expositores se comprometen a responder vía correo electrónico aquellas consultas que no alcanzan a ser contestadas durante el evento.

 

Es por esto que Wolf von Appen, Presidente de Bosques Cautín, quien participó en el panel “Emprendimientos 2.0”, respondió a sus consultas a través de una carta abierta a todos quienes le escribieron, y que compartió también con los integrantes de Corparaucanía, como una manera de transparentar el hecho.

 

Von Appen respondió ocho preguntas que apuntan, en su mayoría, al Programa de Forestación Mapuche de Bosques Cautín que presentó en Enela y que invita a propietarios mapuche a forestar sus tierras, con eucaliptus y especies nativas, con el fin de que se incorporen a la actividad económica forestal.

 

Las preguntas se abocan principalmente al uso de eucaliptus en la forestación y al tema de la venta de tierras indígenas, que propuso von Appen en el Encuentro. A propósito de éstas, indicó: “He querido contestarlas en un solo correo para que todos estén enterados de las diferentes preguntas y respuestas, como habría sucedido si se hubiera podido contestar durante el desarrollo de Enela. Aprovecho de informarles que Bosques Cautín está certificado por el FSC desde el año 2003. Este sello internacional de certificación forestal, vela por un equilibrio entre los temas sociales, ambientales y económicos en las empresas. Por esta razón, todas nuestras acciones deben preocuparse de estos equilibrios, incluyendo por cierto nuestro Programa de Forestación Mapuche”.

 

Pregunta de Leonardo Marín Quidequeo:

Una de las causas de las sequías en predios agrícolas son las plantaciones de eucaliptus. ¿Cómo se hace cargo su empresa de la responsabilidad medioambiental por los dañinos efectos colaterales?

Es erróneo pensar que las sequías son causadas por los eucaliptus o por los bosques en general. Ellas se deben al déficit de lluvias en un período largo de tiempo. Respecto a eventuales daños ambientales causados por los bosques de eucaliptus, la verdad es que no existen antecedentes que indiquen que esta especie sea responsable de algún daño ambiental colateral.

 

Pregunta de Cristina Reyes:

¿Qué ocurre con el compromiso con el medioambiente y las grandes sequías que estas  plantaciones generan en los canales y ríos de la gente que no tiene agua potable y que se abastece de esas aguas?

Como se indicó anteriormente, estamos muy comprometidos con el cuidado medioambiental  y social, a través del sello FSC, que controla y certifica que nuestras actividades se realicen bajo estrictas normas de sustentabilidad. Respecto de la sequía, ya me referí en la pregunta anterior y en cuanto a la escasez de agua en algunas zonas en donde operamos, nos preocupa y estamos haciendo los estudios pertinentes para establecer las mejores prácticas que nos lleven a minimizar los impactos.

 

Pregunta de Andrés Casanueva:

Dado que la forestación con pino y eucaliptus acidifica la tierra, empobreciéndola y afectando las napas de agua, ¿es sustentable a largo plazo?

Todo cultivo acidifica el suelo y por ello la práctica del encalado es normal en los terrenos agrícolas después de cada cosecha. La mayor acidez empobrece el suelo y se repara aumentando el pH y con la fertilización, reponiendo al suelo los microelementos que esos cultivos han consumido. En el caso de las plantaciones forestales es lo mismo, ya que cada vez que forestamos, hacemos las fertilizaciones correspondientes. El eucaliptus además se descorteza en los campos y la corteza que queda es rica en fertilizantes, especialmente en calcio. Respecto del consumo de agua, tema muy sensible y de gran preocupación para nosotros, es importante tener claridad de que todo ser vivo consume agua para sobrevivir, sin embargo el eucaliptus no es la especie que más consume agua, hay cultivos agrícolas que requieren muchos más litros de agua para formar un kilo de biomasa. Por otra parte debemos también pensar lo que sucedería si no hubiera plantaciones forestales en esas tierras. La erosión sería mucho peor que la actual, con lo cual el agua de lluvias no infiltraría hacia las napas, sino que escurriría hacia las quebradas y se perdería.

 

Pregunta de Gonzalo Jaramillo Lamur:

¿Es posible, o mejor dicho, es ético permitir a comuneros mapuches, sea cual sea su preparación académica, enfrentar un contrato técnico-administrativo de explotación de tierras por empresas forestales?

Creemos firmemente en la capacidad de nuestros socios mapuche en poder determinar si les conviene o no un acuerdo como el que nosotros les proponemos. Hemos alcanzado a la fecha 273 socios que han firmado contratos de forestación con nosotros y hay muchos más que también han manifestado su interés. Estos contratos son totalmente voluntarios y, además, la forestación se realiza en los sectores que ellos mismos nos indican, los que normalmente tienen malezas y están abandonados.

 

Pregunta de Amelie Castell:

¿Cómo será el seguimiento del programa de forestación a largo plazo? ¿Qué pasa cuando se termina la cosecha del último rebrote de eucaliptus?

Durante los 14 años que dura el contrato, Bosques Cautín cuida de la plantación y mantiene una relación de iguales con sus socios mapuche. Los visitamos en terreno, hacemos los arreglos que correspondan y también exigimos a nuestros socios que cumplan con su parte del acuerdo. Tenemos planes de capacitación en actividades forestales para que nuestros socios aprendan más del programa y estén preparados para cuando nuestro contrato con ellos se termine. Una vez cosechado el bosque, los rebrotes son 100% del dueño de la tierra. Nuestra responsabilidad legal llega hasta ese momento y aunque nos gustaría poder prolongar la relación, eso se verá en su momento. Como hemos recalcado, cada parte es dueña de su madera, pero para nosotros sería muy atractivo poder comprar su parte a nuestros socios. Aparte del contrato mismo, nuestra oficina de Cholchol ha servido de punto de encuentro, para que cuando los socios deban ir a la ciudad se sientan acogidos y en confianza.

 

Pregunta de Kevin A. Ritz Parra:

¿De qué manera se aseguraría preservar la identidad del pueblo mapuche si se deroga la prohibición de venta de terrenos indígenas? Ya que existe la posibilidad de una venta desmesurada e injusta…

Si bien la prohibición de venta de sus tierras tuvo originalmente una buena intención, porque perseguía resguardar a los indígenas de la pérdida sus tierras, hoy en día el mundo mapuche está mejor informado y cuenta con instituciones que los ayudan en estos casos, por lo cual ya no es necesaria esta prohibición. El no poder disponer libremente de la tierra, hace que pierda valor, lo cual constituye una injusticia. Esta norma debería ser modificada y no me parece que si esto se hace, vaya a haber una venta desmesurada de tierras, sería desconfiar una vez más en la capacidad de los propietarios mapuche.

 

Pregunta de Roberto Fernández:

¿Por qué sembrar eucaliptus, que daña la tierra, y no otra especie como los nativos?

Nuestra propuesta es comercial, de interés mutuo para las partes. Un bosque nativo necesita al menos 80 años para ser cosechado, contra los 12 años que se necesita para una plantación de eucaliptus. Por otra parte no existe una demanda de madera nativa, porque la industria en general se ha orientado a madera proveniente de plantaciones de especies de rápido crecimiento, lo que ha permitido preservar los nativos. El eucaliptus no es una especie que dañe la tierra, sin embargo, en ciertos lugares especiales, principalmente zonas húmedas y de protección y a petición de nuestros socios, estamos plantando con nativos.

 

Pregunta de Gonzalo Salas Orias:

Después de completar el proceso de cosecha, ¿cómo se recupera el suelo que ha sido secado por el eucaliptus?

Una vez terminado el ciclo productivo se hace un subsolado para volver a plantar, o bien se manejan los rebrotes de la plantación anterior, los árboles vuelven a crecer sin problemas y no se presenta una carencia de agua en el suelo.

 

Quedo a su disposición para aclarar cualquier duda.

 

Saluda atentamente a ustedes, Wolf von Appen.

Visited 3 times, 1 visit(s) today