CPC sesionó en La Araucanía

 

21 de octubre de 2008. Alfredo Ovalle, Presidente de la CPC, organismo gremial cupular del empresariado chileno, ha comprometido su total apoyo a todas las iniciativas p�blico-privadas, regionales y nacionales que propendan a trabajar por el desarrollo de la regi�n en un clima de paz y sustentabilidad econ�mica.

Los representantes de las seis ramas de la CPC manifiestan que la Regi�n de La Araucan�a es hist�ricamente un territorio intercultural donde se deben generar oportunidades para el desarrollo para todos por igual.

Sin embargo cualquier emprendimiento se ve afectado por el clima de incertidumbre y desconfianza. Ante los hechos de violencia reiterados no  se ha podido emprender por falta de seguridad y acoso permanente. Todo ello ha redundado en desempleo y bajo crecimiento.

Sabemos que la Regi�n de La Araucan�a ha visto mermada considerablemente la inversi�n. La inversi�n extranjera es nula y la inversi�n nacional ha disminuido en los �ltimos a�os.

La violencia y la impunidad influyen directamente en el desarrollo econ�mico de un territorio y por ende, es la pobreza y la falta de oportunidades reales el principal problema que debemos solucionar aportando nuestros mejores esfuerzos.

Sobre las situaciones de violencia en la Regi�n

La CPC y la Directiva de los gremios regionales hacen un llamado a la ciudadan�a, autoridades p�blicas, religiosas, acad�micas e intelectuales a rechazar y a actuar en sus respectivos �mbitos para evitar toda manifestaci�n de violencia.

Los actos de violencia no son �situaciones aisladas�, la ciudadan�a ha sido testigo del nivel de complejidad, de organizaci�n y de aumento en la escalada de violencia que ha recrudecido en los �ltimos tiempos. Esto corresponde a un plan de largo plazo con connotaciones ideol�gicas de �ndole terrorista.

Este es un tema de pa�s, no s�lo de una regi�n. Todos los actores de nivel regional y nacional, responsables del desarrollo deben aportar recursos humanos y financieros que propendan a dise�ar e implementar experiencias productivas exitosas, complementadas con acciones educativas y sociales. Debemos generar encadenamientos productivos entre los actores econ�micos y las familias rurales en general. No tenemos evaluaciones de impacto de las pol�ticas e inversi�n social asignada a las comunidades mapuche, s�lo sabemos que la sola entrega de tierras por causas y demandas hist�ricas no ha sacado de la pobreza a las familias que las han recibido.

Las decisiones de �ndole pol�tico social deben ser tomadas en base a las opiniones y la realidad regional.

Los equipos profesionales del Poder Judicial, Ministerio P�blico y las Polic�as deben contar con recursos, tiempo y atribuciones para poder atrapar y condenar a los autores materiales e intelectuales de los actos de violencia.

Creemos que este es un tema de gran relevancia para el pa�s, por lo cual las autoridades nacionales y los parlamentarios deben conocer en terreno la situaci�n, las necesidades y las expectativas de la Regi�n que quiere vivir en un clima de paz y de tranquilidad social para seguir emprendiendo.

 

Visited 4 times, 1 visit(s) today