Pedro Nickelsen Dessy: “Las soluciones no vienen de afuera”

11 de marzo de 2010. El jueves 4 de marzo el que hasta ese momento se desempeñaba como Vicepresidente de Corparaucanía se convirtió en el nuevo líder del Directorio, tras la renuncia de Andrés Molina a la Presidencia para asumir como nuevo Intendente. Pedro Nickelsen Dessy (56), aceptó el desafío de presidir la corporación y dejó en claro el entusiasmo que pondrá para continuar el trabajo.


Nacido en Concepción pero criado en los campos de Collipulli, el representante de la SOFO en la mesa directiva estudió en el Colegio Alemán de Temuco y es Contador Auditor titulado de la Universidad de Chile. Ha trabajado en diversas empresas y cooperativas del país, entre ellas Pisco Control, Bioleche, Calo, Copeval, Coagra, etc. Y es esa experiencia en diversos rubros de la economía la que lo ha llevado a tener visión más amplia del mercado y su funcionamiento.


Actualmente es uno de los propietarios, y además Gerente, de Sociedad Agrícola La Selva Ltda., empresa familiar que se dedica al cultivo frutícola y forrajero; es socio de la SOFO, razón por la cual llegó a conformar el Directorio de Corparaucanía; también forma parte de la Sociedad Huertos Collipulli S.A. y además es Socio Director de Semilla Generación 2000 Ltda. y Agrícola Sg 20000 Ltda.

 

Casado y con cuatro hijos, aunque se considera de bajo perfil y recalca que no será él el rostro más visible de Corparaucanía, asegura ser proactivo y arriesgado en materia de emprendimientos. Es innovador y busca cosas nuevas en cada proyecto en el que participa, tal como lo hizo a su llegada, en 1989, a La Selva, llevándola a ser una de las principales empresas exportadoras de arándano en la década de los 90.

 

“Me gusta desarrollar proyectos que me mantengan despierto, desde el punto de vista del entusiasmo, además de formar grupos de trabajo y organizar, pero personalmente mi inquietud siempre ha sido dar trabajo. Yo me crié con la gente del campo, hay trabajadores que en este minuto están con nosotros cuyos padres trabajaron con mi padre y cuyos abuelos trabajaron con mis abuelos” dice.


 

 

Desafío Personal

 

¿Cuál será el sello de su gestión en Corparaucanía?

Creo que debemos de alguna forma traer las buenas experiencias de las regiones vecinas a nosotros, y no es cosa de copiarlas, porque las realidades son distintas, el asunto es cómo hacer participar a la novena región en la estrategia que se desarrolló como país hace muchos años, que era la apertura al mundo y el comercio internacional a través de la exportación. El concepto es mirar el tema como lo ha ido mirando Corparaucanía desde su creación. La idea es continuar y mirar cómo podemos cooperar al desarrollo de la región trayendo, adaptando y complementando políticas que en otras regiones han sido exitosas. El énfasis hay que ponerlo en que las soluciones no vienen de afuera. Nadie nos va solucionar lo problemas que tengamos, si nosotros detectamos uno tenemos dos opciones, decir que no tiene solución o enfrentarlo, y si es así hay que enfrentarlo con nuestra realidad, con nuestra visión, con nuestros medios, los que claro, van a depender de cómo podemos influir en el gobierno regional y central para poder hacer nuestros los medios globales, pero eso depende de nuestra iniciativa. Eso redunda en seguir con los proyectos y todo lo que ha hecho Corparaucanía va en ese sentido, que ojalá pueda ser como una bola de nieve que va creciendo, que un proyecto vaya agarrando subproyectos y se vaya multiplicando este concepto de desarrollar la región desde el punto social, económico, desde la superación de la pobreza, la conectividad y las comunicaciones.


¿Pero cómo toma este desafío a nivel personal? teniendo en cuenta que Corparaucanía está cada vez más conocida…

En lo personal mi desafío es poder dirigir al Directorio de Corparaucania, no otro. Quien toma las decisiones, quien da los lineamientos, quien plantee las acciones a seguir es el Directorio y yo sólo soy el Presidente. Bajo ese concepto yo no tengo ideas preconcebidas y concretas respecto a cuáles son las situaciones que a mí me gustaría o no me gustaría hacer. Lo que sí vamos a hacer, en conjunto con los ejecutivos, es poner temas sobre la mesa que presentaremos al Directorio en forma digerida, proyectos concretos que en definitiva se presentan para su aprobación, modificación o rechazo. No hay de parte de SOFO, ni mía personal, la intención de buscar caminos alternativos ni distintos a los que se han estado haciendo. Hay que tener claro que aquí están los socios, cada uno con sus potencialidades, y tenemos que abarcar de alguna forma las inquietudes de cada uno de los que se sientan en esta mesa. Además, en estos 10 años la Corporación tiene su organización, tiene su directorio y tiene un Director Ejecutivo que conoce la mucho mejor que yo, y mi función, insisto, será dirigir el Directorio. –


Visited 72 times, 1 visit(s) today