Premio Empresarial 2007

 

 

 

Este a�o, en Enela, se distingui� a empresarios destacados y con un fuerte v�nculo con la regi�n. De esta forma, adem�s de agradecer su trayectoria y su aporte al desarrollo, se busc� destacar el esp�ritu y los valores que encarna este evento; en una frase: que el emprendimiento exitoso es posible en nuestra zona, y que �ste representa una contribuci�n de significado para inscribir a La Araucan�a en la din�mica productiva globalizada. Los homenajeados fueron: el matrimonio de Silvia Sep�lveda y Luis Cid, del Hotel Aitu�; y don Eduardo Gras, fundador y presidente de Socovesa, empresa que hoy se erige como una de las diez principales de Chile.


El denominador com�n en ambos casos es el esfuerzo y la f�rrea convicci�n en el propio emprendimiento. Por ello, quisiera rese�ar en �sta y en una pr�xima columna, aspectos de la trayectoria de estos empresarios, tan ligados al contexto productivo de La Araucan�a.

El matrimonio Cid- Sep�lveda es un ejemplo de tenacidad y trabajo: inicialmente, por muchos a�os, don Luis se desempe�� como taxista, y do�a Silvia como sastre, la profesi�n con la que lleg� a Temuco desde Concepci�n. Esto no les priv� de realizar un sinn�mero de peque�os emprendimientos y negocios, abarcando distintas comunas de La Araucan�a. Pero no fue sino hasta 1978 cuando el matrimonio tom� un riesgo mayor: compraron el inventario del Hotel Aitu� y arrendaron el edificio, ubicado en Bulnes 751, para abocarse de lleno al rubro hotelero. Sin capital, pero con tenacidad y energ�a, lograron sacar adelante la empresa, a pesar de los distintos cambios de inmueble que tuvieron que realizar, antes de adquirir la casona de Varas 1048, que, refaccionada, se convirti� en el Nuevo Hotel Aitu�.

En estos casi 30 a�os en el �mbito hotelero, adem�s de ampliar sus inversiones, el matrimonio ha tenido una activa participaci�n gremial, presidiendo Hotelga Araucan�a por cerca de siete a�os. En la actualidad, Aitu� Sociedad Hotelera Ltda. es una empresa que se ha consolidado, y en ella trabajan junto a sus tres hijas y quince colaboradores.

Resumiendo, Enela 2007 reconoci� a un matrimonio de esfuerzo, que demuestra, con su ejemplo, tanto el potencial de desarrollo que posee La Araucan�a, como el alto valor que tiene el trabajo y la tenacidad en la realizaci�n del emprendimiento.

Visited 1 times, 1 visit(s) today